lunes, 19 de marzo de 2012

MONA DE PASCUA

Mona viene de munus, regalo en griego; otros sugieren un origen árabe del mote. La actual mona es una creación reciente que fecha del s. XIX.



La mona es un típico dulce de Pasqua de Catalunya i el País Valencià, incluyendo la Franja de Ponent. Es en estas últimas zonas- y también en las comarcas meridionales del Principado- donde se conserva la mona más tradicional, generalmente en forma de tortell. La costumbre prescribe que se regalaba al ahijado o ahijada en Pascua. Hay que decir que este regalo, en algunas comarcas- Osona, Pla de l’ Estany, Gironès, parte del Empordà...- es un tortell, es típico del día del Ramo, y en otras (Alt Empordà), este tortell o rabassa se regala en Navidad.
En el País Valencià hay sitios donde la mona es típica todo el año. Es el caso de Alberic, en la Ribera Alta, de donde es típico el característico panous, coca d’ aire o pan quemado, nombres que hacen referencia al color tostado y a la presencia de huevos aunque sea en forma de merenga tostada para decorar. Ya se habla de él en el manuscrito Formulario práctico de cocina, de Joan Company (1905, “pan quemado al estilo de Alberique”).
Igualmente, los valencianos, así como muchos menorquinos, que emigraron a Argelia durant el s.XIX y que en buena parte se establecieron en Orán, llevaron allí la mona y la costumbre de ir a comerla al campo el dia de Pascua (“casser la mouna”, en el lenguage de los pies negros). De hecho, en los recetarios algerianos actuales, tanto de Algeria com de los realizados por los pies negros (regresados), siempre aparece la mona, a parte de otros platos típicos de los Països Catalans, como la paella, la “melsa”, etc.
La tradición quiere que el nombre de “mona” venga del costumbre de los pasteleros barceloneses del s. XIX de adornar este pastel- que se fue transformando sin recordar ya en nada al original- fundamentalmente dedicado a los niños, con un simio o una mona. Esto no es exactamente así: según los linguistas, pudiera provener tanto del latín “munda”, regalo, como de un término árabe.
Hay variadades más sencillas de las monas actuales , hechas de pa de pessic (bizcocho), gema, chocolate, etc., en forma de Coca (o tortell) sólo con huevos, aguantado por unas tiras de Pasta -por lo tanto en este caso se cuece todo junto en el horno- y, si conviene, pintados (Montsià, Baix Ebre, comarcas de Castellón, Franja de Ponent etc.). La presencia de los huevos como símbolo de la Pascua, es presente en toda Europa, de Inglaterra a Ucrania, como símbolo de la resurrección primaveral. Una de les primeras recetas de mona que hemos localizado es en el libro Classes de cuina. Curs 1927-1928, de Josep Rondissoni (Barcelona, 1929).
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario